BLOG / MI ASESOR CONTABLE

Comienzan los primeros problemas para la nueva facturación electrónica 3.3, conoce cuáles son…

Un nuevo problema enfrentan los contribuyentes que comienzan a timbrar el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) en su versión 3.3. Este problema tiene que ver con el manejo de decimales.

El manejo de los datos en el estándar del archivo XML de la nueva versión del CFDI está definido en el Anexo 20 de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2017. En este anexo se establece, a detalle, cómo debe manejarse cada uno de los datos plasmados en el comprobante.

En casi todos los campos numéricos el Anexo 20 prevé que son de un tipo denominado “t_Importe”, el cual se define como un campo numérico que acepta hasta 6 decimales.

No obstante que el Anexo 20 permite el manejo de hasta 6 decimales en estos campos, las reglas de validación del CFDI señalan que los datos introducidos deben llevar los decimales máximos que acepta cada tipo de moneda. Estos decimales máximos de cada moneda están definidos en el catálogo denominado “c_Moneda”. Cada moneda de cada país tiene definido un número de decimales permitidos. Para el caso del peso mexicano (MXN) se permiten hasta 2 decimales al igual que el dólar; algunas otra aceptan 3 o 4 decimales, y otra más no aceptan ningún decimal.

Se puede pensar que las cantidades normalmente se manejan en hasta dos decimales, a fin de cuentas, no se manejan cantidades en moneda en fracciones inferiores al centavo; sin embargo, existe un campo en el que sí se da en la práctica el manejo de cantidades con más de dos decimales, que es el campo de “Valor Unitario”.

Existen empresas que por el tipo de mercancía o producto que manejan, sus valores unitarios pueden estar definidos en más de dos decimales.

En principio, estas empresas enfrentan el problema de que el Anexo 20 les permite manejar hasta 6 decimales, pero la regla de validación solamente permite dos.

Ahora bien, previendo esto, en su “Matriz de Errores”, el SAT ha definido que los proveedores autorizados de certificación (PAC) “no deben considerar esta validación”; es decir, el SAT, previendo esta discrepancia de manejo de decimales, indica que el PAC no debe validar que el número de decimales en este campo tengan como máximo los decimales que permite la moneda, sino que podrá contener hasta 6 decimales, sin que sea motivo de error.

El problema que se presenta en la actualidad, es que algunos PAC están realizando esta validación, propiciando que los comprobantes no puedan timbrarse, y dejando al contribuyente con la problemática de tener que manejar cifras que no son precisas en sus comprobantes fiscales.

El CFDI 3.3 apenas inicia, y esto es sólo un ejemplo de los problemas que los contribuyentes enfrentarán a medida de que el uso de esta versión de factura electrónica se generalice.